Diagnosticado con cáncer en 2018, este pequeño logró superar la enfermedad gracias al apoyo inquebrantable de su hermana

Rincón positivo

Kaitlin Burge, madre de un niño pequeño con cáncer, publicó una conmovedora foto de su hijo siendo consolado por su hermana mayor durante su quimioterapia. Eso fue hace más de dos años y después de una larga y agotadora batalla, al pequeño Beckett ahora le va bien y va a la escuela.

A Beckett le diagnosticaron leucemia linfoblástica aguda el 25 de abril de 2018 cuando tenía 2 años. De la noche a la mañana, los dos hermanos, que sólo tienen 15 meses de diferencia, tuvieron que abandonar su vida cotidiana y dejar de jugar en casa para pasar el día en una habitación de hospital.

La hermana de Beckett, Aubrey, nunca se separó del lado de su hermano menor durante su recuperación e incluso quiso acompañarlo durante su rehabilitación para volver a caminar.

Obviamente la situación fue difícil para todos los que nos rodeaban y un gran shock para la familia. Pero, como reveló Kaitlin en múltiples entrevistas con los medios, permanecieron juntos, confiaron el uno en el otro y tomaron cada día uno tras otro.

Entre el inicio de su estancia en el hospital y su último tratamiento, que tuvo lugar casi 3 años después, el joven enfermo sólo pasó 35 días sin ver a su hermana, por lo que ella jugó un papel fundamental en su apoyo. . Como todos pueden comprender, las cosas no fueron nada fáciles y sencillas para toda la familia. “Vi a mi único hijo soportar tanto y aún sonreír.

Vi a mi dulce Aubrey pasar por un momento difícil en su vida y volverse muy independiente. Y vio a su mejor amiga en un estado que ningún hermano debería experimentar jamás”, escribió Kaitlin en el comentario de una foto publicada en su perfil de Facebook.

Con muchos altibajos, el viaje fue difícil, pero Beckett ganó la batalla contra la enfermedad. Después de muchos años de dolor y sufrimiento, el niño ahora se ha curado del cáncer y su pronóstico de vida ya no está en peligro.

Hoy va al colegio y está feliz de hacer una vida normal, como cualquier niño de su edad. “Se siente bien, terminó su tratamiento y está de regreso en la escuela, actualmente en primer grado”, dijo Kaitlin. Su último tratamiento tuvo lugar el 8 de agosto de 2021 y ahora se encuentra sano y curado.

Hoy, Beckett tiene 6 años y su hermana de 7 años está a su lado en todo momento. Todavía mantienen un vínculo inquebrantable que se fortaleció aún más durante la enfermedad de Beckett y, por lo tanto, parecen más unidos que nunca.

Pocas personas pueden entender cuánto se aprovecha uno de un ser querido que está al borde de la muerte después de ser finalmente salvado, pero Aubrey y su familia sí.

La leucemia fue una prueba agotadora en la vida de Beckett, pero desafortunadamente, muchas otras personas, jóvenes y mayores, están siguiendo el mismo camino en todo el mundo.

Cuando estás en este tipo de situación en la que todo parece desmoronarse a tu alrededor, lo importante es mantener la cabeza en alto, tomar las cosas día a día y no tener miedo de pedir ayuda. Ayuda.

Si hoy compartimos la conmovedora historia de Beckett es porque estamos muy contentos de que se encuentre bien, pero también para recordar a todos aquellos que están pasando por momentos difíciles que mantengan siempre la esperanza porque la enfermedad y la hospitalización son sólo un capítulo de la vida. De hecho, sea cual sea la situación, siempre es posible encontrar la determinación necesaria para no rendirse y seguir luchando. Que piensas ?

Calificar artículo
Compartir Con Tus Amigos
Historias Positivas
Añadir un comentario