Este acto del padre en apoyo de su pequeña hija despierta una tormenta de emociones: linda historia

Alrededor del mundo

Por supuesto, Charlotte Campbell, de seis años, se sometió recientemente a una cirugía para implantarle su segundo implante coclear, un innovador dispositivo auditivo que requiere cirugía. Le costó aceptar su particularidad respecto a otros niños.

Por supuesto, Charlotte Campbell, de seis años, se sometió recientemente a una cirugía para implantarle su segundo implante coclear, un innovador dispositivo auditivo que requiere cirugía. Le costó aceptar su particularidad respecto a otros niños.

Tener una experiencia así en la infancia es difícil y provoca sentimientos de vergüenza y extrañeza.

En un maravilloso gesto de amor y apoyo, su padre, Alistair, decidió apoyarla eligiendo un tatuaje como símbolo.

Tanto los padres de Charlotte como su hermano usan audífonos, por lo que las necesidades auditivas de Charlotte no fueron una sorpresa para la familia.

Sin embargo, como muestra el tatuaje de su padre, rápidamente trabajaron para crear una atmósfera especial de apoyo para Charlotte.

“Este regalo del sonido cambió su vida”, compartió Alistair sobre el viaje de Charlotte.

Según Alistair, el proceso de creación del tatuaje duró 45 minutos y fue un poco doloroso, pero está feliz de haber dado este paso. A su hija le encantó la idea y al instante sintió paz interior.

Tener una experiencia así en la infancia es difícil y provoca sentimientos de vergüenza y extrañeza. En un maravilloso gesto de amor y apoyo, su padre, Alistair, decidió apoyarla eligiendo un tatuaje como símbolo.

Tanto los padres de Charlotte como su hermano usan audífonos, por lo que las necesidades auditivas de Charlotte no fueron una sorpresa para la familia.

Sin embargo, como muestra el tatuaje de su padre, rápidamente trabajaron para crear una atmósfera especial de apoyo para Charlotte.

“Este regalo del sonido cambió su vida”, compartió Alistair sobre el viaje de Charlotte.

Según Alistair, el proceso de creación del tatuaje duró 45 minutos y fue un poco doloroso, pero está feliz de haber dado este paso. A su hija le encantó la idea y al instante sintió paz interior.

Calificar artículo
Compartir Con Tus Amigos
Historias Positivas
Añadir un comentario