Fue abandonada cuando era niña por su madre por falta de apariencia pero después de un tiempo sale

Alrededor del mundo

Su nombre es Alison Midstock y no encaja en el canon modelo. La vida le hizo una prueba llamada “Síndrome de Treacher Collins”, pero el regalo salió bien.

La historia de una chica ininterrumpida que realmente te hace dejar de creer en estereotipos, ¡y es increíble! Denis Rick, la madre adoptiva de Alison, sacó a la bebé del hospital cuando tenía apenas unas semanas.

Madre indígena abandonó a su hija con un defecto de nacimiento. Los médicos hicieron predicciones decepcionantes, en particular, dijeron que era poco probable que la niña pudiera hablar.

Pero a los 5 años empezó a comunicarse con su familia a través de su voz. Los problemas psicológicos tampoco pasaron por alto a Alison:

“Cuando tenía 5 años me miraba al espejo y siempre le preguntaba a mi madre por qué era tan feo. » Y a los ocho años comenzó a dibujar niñas de apariencia atípica, que salían hermosas de debajo de su lápiz, pero no como todos los demás.

A pesar de su apariencia no estándar, Alison nunca tuvo problemas de comunicación. No era muy popular, pero la compañía de amigos cercanos siempre estuvo presente.

Fue operada desde la más tierna infancia, pero el punto de inflexión llegó cuando tenía 17 años. La niña incluso se negó a ir a la escuela por temor a la condena de sus compañeros.

Es sorprendente que Alison comenzara a trabajar con fotógrafos y artistas a la edad de 15 años. Al principio lo hizo para aceptar su apariencia, pero luego se dio cuenta de que modelar era un placer para ella, era su vocación.

Ahora tiene 31 años, y en este momento lleva 100 operaciones en su haber, pero la niña está feliz, ¡y eso es muy inspirador! Mirándola, no puedes decir que eres feo. No, al contrario, ¡hay algo en ella que la hace bella!

Calificar artículo
Compartir Con Tus Amigos
Historias Positivas
Añadir un comentario