Las Golden Girls en la vida real: amigas de la escuela secundaria de 80 años viven juntas y se divierten

Rincón positivo

¿Quién hubiera pensado que después de todo este tiempo, estas amigas, que se conocieron en la escuela secundaria, vivirían juntas? ¡A la edad de 80 años, están juntas de nuevo en una casa de retiro!

Joan Harris, Elsie Webb, Sylvia Crane y Mary Grace Tassone se conocieron en 1950 en la Academia Mt.St. En la escuela secundaria, formaban un cuarteto inseparable.

El tiempo pasó y cada una siguió su propio camino. Hoy, más de 70 años después, el grupo vive en Atria Senior Living y recuerda cada recuerdo del pasado. «Creo que la amistad es muy valiosa y es bueno volver a encontrarse con viejos conocidos», dijo Mary.

Fiestas, cine y más

Quienes piensan que la vida del cuarteto termina en Atria Senior están equivocados.

¡De ninguna manera! Las damas participan en fiestas musicales, noches de cine y muchas otras actividades más.

Y, por supuesto, se reservan tiempo para los chismes, ¡después de todo, han estado separadas durante 70 años!

«Hablamos de varias cosas desde la escuela secundaria. Por ejemplo, teníamos una anciana monja que hacía cerveza casera todas las noches. Y todos los mediodías, subía la cerveza del sótano, tocaba una campana y todas teníamos nuestra moneda para nuestra jarra de cerveza», recordó Sylvia.

Las Golden Girls en la vida real

The Golden Girls es una serie internacional popular que sigue la vida de cuatro mujeres mayores que viven juntas.

Las cuatro amigas decidieron hacer lo mismo y se las llama las «Golden Girls de la vida real».

Juntas, en Atria Senior, bailan, caminan y se sientan charlando constantemente sobre recuerdos del pasado.

«Muchos de nosotros nos hemos ido y significa mucho para mí saber que siempre tengo a estas tres maravillosas mujeres a mi alrededor», dijo Mary.

Encuentros uno a uno

Después de graduarse, cada una siguió su camino, pero su amistad no terminó.

Cuando Sylvia se mudó a Atria, describió el sentimiento que tenía al encontrarse con sus amigas.

«Cuando entré al comedor, las tres estaban allí. Fue un sentimiento increíble», dijo.

Joan también fue una de las últimas en llegar e inmediatamente reconoció a Mary Grace.

«Eran rostros amigables en un lugar extraño, pero pronto recordé a las personas que había conocido y sus orígenes. No tuve que explicarles lo que había pasado en mi vida, ya lo sabían todo».

Calificar artículo
Compartir Con Tus Amigos
Historias Positivas
Añadir un comentario