Los vecinos se burlaban de la familia que vivía en la cueva: después de hacer una excursión, se quedaron boquiabiertos

Rincón positivo

Los tiempos primitivos han quedado atrás y los hombres han abandonado las cuevas para instalarse en viviendas. Pero el caso de Angelo Mastropietro revela que esta evolución no es del agrado de todos.

Cuando la historia de este joven se difundió en la prensa, los comentaristas lo apodaron «el hombre de las cavernas».

La ciudad nunca fue un lugar de diversión para el chico.

Su sueño de infancia era dejar la ciudad y disfrutar de la belleza de los paisajes sin verse afectado por el smog urbano. A una edad madura, pudo hacer realidad este sueño.

Al recorrer los lugares de su infancia, recuerda la cueva en la que jugaba cuando era niño.

La cueva alguna vez fue el hogar de personas que vivieron allí literalmente hasta finales de la década de 1930 del siglo pasado.

En ese momento, la vivienda primitiva se puso a la venta en una subasta local, y a Mastropietro se le ocurrió la brillante idea de comprarla e instalarse allí.

El terreno se vendió por 63.000 libras. Según los expertos, la edad de la cueva es de al menos 250 millones de años.

Desde su adquisición, el nuevo propietario de la casa comenzó de inmediato con la renovación.

La renovación costó más de 170.000 libras esterlinas.

Los vecinos se burlaban de la familia que vivía en esta cueva. Pero cuando visitaron el lugar, se quedaron sin palabras.

El propietario realizó prácticamente todos los arreglos interiores personalmente: construyó la cocina y fabricó todos los muebles con sus propias manos. Se utilizaba una chimenea para calentar la vivienda.

La fachada de la estructura permaneció prácticamente sin cambios, excepto por las grandes ventanas que dejan entrar la luz del día y una gran plataforma al aire libre.

Después de su inesperada notoriedad, los periodistas vinieron a ver a Angelo Mastropietro.

Durante la visita, el hombre concedió una breve entrevista: «Me gustan las misiones complicadas. Mi apellido significa ‘propietario de las piedras’, así que probablemente sea mi vocación».

Calificar artículo
Compartir Con Tus Amigos
Historias Positivas
Añadir un comentario