Una pareja encontró algo que pensaban que era una piedra común: Tras una inspección más cercana, se dieron cuenta de su verdadero valor

Rincón positivo

A veces se pueden ver objetos de valor, pero permanecen ocultos. Mientras salían a caminar, una pareja vio lo que inicialmente pensaron que era una roca. Tras una inspección más cercana, resultó ser algo completamente distinto.

Descubra el increíble descubrimiento que hicieron mientras sigue leyendo. Gary y Angela Williams, residentes de Overton, Lancashire, se disponían a relajarse en la playa cuando notaron algo completamente fuera de lo común.

Se encontraron con lo que inicialmente pensaron que era una roca común mientras caminaban por la playa de Middleton Sands, Reino Unido. Sin embargo, tras una inspección más cercana, descubrieron que era algo completamente diferente. Intrigados, notaron algo que había aparecido en la playa. Eligieron examinarlo más de cerca.

Al principio, los dos hombres pensaron que parecía un huevo de dinosaurio o algo prehistórico. Intrigados, decidieron averiguar más. Su curiosidad dio sus frutos cuando decidieron examinar el objeto con más detalle.

Sin darse cuenta, habían descubierto ámbar gris, un material extremadamente valioso. Olía mal, pero al principio les pareció interesante. El material es muy valioso en términos económicos.

En la industria del perfume es muy buscado y es un fijador clave en muchos perfumes de lujo de alta gama. El tracto digestivo de los cachalotes forma ámbar gris cuando tragan objetos punzantes, como los picos de los calamares, que es una de sus comidas favoritas.

Para evitar daños en el revestimiento intestinal, los intestinos de la ballena liberan un material pegajoso que encapsula estos cuerpos extraños.

Estos restos acumulados se van endureciendo progresivamente en trozos de distintos tamaños y son expulsados ​​mediante regurgitaciones o deposiciones.

Esta mezcla se transforma, según los especialistas, en un producto sólido con un particular olor aromático cuando se expone a la luz solar y al agua de mar. El trozo de ámbar gris que encontraron olía fuertemente a cera y tenía un tacto ceroso.

Gary dijo que olía a pescado y fertilizante orgánico. A pesar de su aspecto poco atractivo, el material era extremadamente valioso. La cantidad que descubrieron fue de 1,5 kg y calcularon su valor estimado en ¡70.000 dólares!

Sin embargo, debido a que el ámbar gris suele estar vinculado a la actividad ballenera ilícita, su posesión está prohibida en algunos países. Descubra la historia de una familia que descubrió gemas inesperadas enterradas debajo.

¿Quién diría que una “roca” extraña podría ser tan valiosa? Como la vida puede sacudirte, siempre es una buena idea estar interesado. Cuéntale a tus amigos y familiares sobre esta increíble historia.

Calificar artículo
Compartir Con Tus Amigos
Historias Positivas
Añadir un comentario